El Pla del Bages es una zona privilegiada, situada en medio de formaciones montañosas míticas como Montserrat y la Serra de Castelltallat, el Parque Natural de Sant Llorenç de Munt y el Obac o el macizo de Montcau. Con importantes centros turístico-culturales como el monasterio de Sant Benet de Bages, las minas de sal de Cardona, la cueva de Sant Ignasi a Manresa o el recorrido de la Sèquia, la comarca presenta una atractiva oferta en constante expansión, tanto a nivel lúdico y cultural como gastronómico.

grapes-908989_640Las bodegas de la DO Pla del Bages ofrecen visitas guiadas, catas de vinos y actividades para enriquecer la cultura del vino.

Una de las peculiaridades del Bages son las tinas y las barracas de viña, construcciones de piedra seca que se hicieron necesarias para los campesinos ante el trabajo continuado en el campo para guardar el utillaje agrícola o bien para protegerse de las inclemencias del tiempo. Coincidiendo con la notable expansión del cultivo de viña, se levantaron muchas de estas barracas, de las que quedan cerca de 4000, la mayoría muy bien conservadas.

Dentro de un clima continental mediterráneo de media montaña, el Bages dispone de las condiciones idóneas para el cultivo vinícola: un excepcional microclima, lluvia escasa y una fuerte oscilación térmica, a demás de un suelo franco arcilloso y calcáreo.

Sus vinos quedan impregnados con las notas balsámicas de lavanda, tomillo y romero. Estas plantas aromáticas que pueblan los bosques de pinos, robles y encinas rodean las viñas.

Estas peculiaridades hacen del Bages una zona óptima para la obtención de vinos de gran identidad.

Todas las bodegas del Bages tienen viñas propias, así los vinos del Bages, ofrecen diferentes y variadas expresiones de esta tierra y de la gente que la trabaja.

Las características del suelo y el clima del Bages, dan como fruto unos vinos con mucha frescura, de amable concentración y con una buena capacidad para envejecer.

wine-799954_640La variedad de uva autóctona de la comarca es la Picapoll, que da un vino blanco afrutado, de aroma fresco, de expléndida textura y personalidad. Esta uva ha sido síbolo de identidad del Bages ya que es el único lugar de España donde se cultiva esta preciada variedad. Referente a las uvas negras, también se están recuperando las variedades de Picapoll negro, Sumoll y Mandó, que ayudan a consolidar el particular perfil de la zona.
Las otras variedades que se cultivan son: Macabeo, Perellada, Chardonnay, Sauvignon blanc y Gewürztraminer para los blancos y Garnatxa, Ull de Llebre, Merlot, Cabernet Sauvignon, Cabernet franc y Syrah para los tintos.

http://www.dopladebages.com/